Como se sospechaba: Virginia Reginato utilizó a Backstreet Boys como cortina de humo para tapar crisis en el municipio de Viña


Publicado
2019-03-13 13:11:59

Un reportaje de The Clinic reveló que la alcaldesa presionó a TVN y Canal 13 para que ficharan a última hora a un número de renombre para el Festival de Viña. Esto apenas dos días después que Contraloría detectara un déficit por $17 mil millones en las arcas municipales.

El pasado 21 de enero, la Contraloría General de la República dio a conocer un informe sobre la auditoría realizada a la Municipalidad de Viña del Mar, la cual detecto una serie de irregularidades, con un déficit de $17.585.250.174, revelando pagos indebidos a empresas y el desembolso de grandes sumas por horas extras que no fueron realizadas.

Esto puso en una compleja situación a la administración de Virginia Reginato, quien habría aprovechado el momento para rápidamente conseguir un nombre potente para sumar a la parrilla del Festival de Viña, y así disminuir la presión pública generada por la auditoría.

De acuerdo a una investigación publicada por The Clinic, desde diciembre ante el conocimiento del informe negativo para el municipio, hubo insistentes llamados a los ejecutivos de TVN y Canal 13 para que se fichara a un artista potentepara la edición 60° del Festival. Sonaron nombres como Jennifer López, Christina Aguilera y Queen, aunque las conversaciones fracasaron.

Finalmente, menos de 48 horas después que se revelara el informe de Contraloría, la edil anunció en su cuenta de Twitter, que la boyband estadounidense Backstreet Boyssería el número anglo del tradicional certamen viñamarino.

Fuentes de la organización del evento consultadas por el medio confirman esta medida de emergencia, que logró disminuir el impacto del informe en la opinión pública. “Se manejó el tema, lo anunciaron justo horas después del informe. Son temas que en la política se juegan así. Lo usan como cortina”, sostuvo el concejal de la ciudad jardín y miembro de la Comisión Organizadora del Festival, Sandro Puebla, quien aseguró que “estaba al tanto” de que el anuncio de Backstreet Boys coincidiría con la revelación de la auditoría.

En el artículo se detalla el plan de contingencia que impulsó el municipio para evitar exponer a Reginato de las críticas. Por esto, a diferencia de años anteriores, la edil no desfiló en la gala de Viña, dio contadas entrevistas a los medios y en las seis noches del evento fue saludada por los animadores sobre una fanfarria interpretada por la orquesta.

De todos modos, las pifias de la audiencia contra la alcaldesa se alcanzaron a oír en la transmisióntelevisiva, especialmente cuando Jorge Alís deslizó un dardo en su rutina: “Roban los políticos y hay algunos por acá”.

El mayor punto de conflicto: las horas extras abultadas

El reportaje de The Clinic destaca que los problemas económicos de la municipalidad de Viña del Mar comenzaron en el 2009, tras la caída de ingresos del Casino Municipal ante la llegada de nuevos casinos, por lo que el municipio tuvo que realizar un leaseback (arriendo) de un inmueble para poder enfrentar el déficit.

El informe de Contraloría detectó que la administración en el 2017 la suma de $5.540 millones por horas extraordinarias, que se suman a los $7.077 millones por pagos de honorarios y programas comunitarios, lo que representa el 14,93% del total de gastos anuales. Esto se contrapone a los $3.775 millones que se ocuparon para materializar obras públicas, equivalentes al 4,47% del presupuesto del municipio.

Se detalla además que en el mismo año hubo 1.347 casos en que el monto pagado por horas extras representaba entre el 40% y 100% del total de los salarios de los funcionarios de planta y a contrata. Incluso, se verificó que algunos trabajadores que presentaron horas extraordinarias no estaban en su puesto de trabajo, estaban de vacaciones o con licencia médica.

De forma similar, el medio constató -al revisar la planilla de pagos por la Ley de Transparencia- que de los 675 empleados de planta del municipio, 633 hicieron horas extra, supuestamente. Mientras la mayoría registró un promedio de 40 horas al mes, hay un caso que registra 166 horas extras pagadas, lo que representa una suma que bordea el millón de pesos y que se sumó a la remuneración del funcionario.

Asimismo, en el caso del personal a contrata, 324 de los 341 trabajadores del municipio recibieron bonos por horas extra. Entre éstos hay casos de funcionarios que superan las 80 horas y el monto extra en sus sueldos supera el medio millón de pesos.

También Contraloría detectó que la municipalidad renovó patentes de alcoholes a nombres de personas fallecidas, así como también reveló que se gastó una gran suma en la reparación del tradicional reloj de flores, que quedó destruido en mayo de 2017.

En detalle, en pocos meses el reloj se reinauguró luego que el municipio cediera 887 plantas, y usara $22 millones para ornamentación y retiro de escombros, $2,6 millones en 3.200 especies florales -a pesar de que era responsabilidad de la concesionaria- y pagara $64 millones a la empresa González y Fierro Ltda. por 7 trabajadores cuyas labores no fueron verificadas.

Las críticas a la administración de Virginia Reginato no sólo surgen desde el lado de la oposición, sino que también de parte de figuras políticas de la misma coalición de gobierno que ella.

El concejal RN Carlos Williams, por ejemplo, plantea sus críticas debido a que el déficit ha generado una baja en el desarrollo de obras públicas para la ciudad: “No tenemos obras municipales, solo las que se hacen con platas del gobierno regional; no tenemos trabajos de aseo como antes, tuvimos que bajar los contratos con las empresas externas que prestan servicios. Soy de la coalición y he sido bien crítico, porque considero que las lealtades con un gobierno determinado o pertenecer a las filas de un partido no significa taparse los ojos ni cubrirse los oídos”.

Las críticas a la administración de Virginia Reginato no sólo surgen desde el lado de la oposición, sino que también de parte de figuras políticas de la misma coalición de gobierno que ella.

El concejal RN Carlos Williams, por ejemplo, plantea sus críticas debido a que el déficit ha generado una baja en el desarrollo de obras públicas para la ciudad: “No tenemos obras municipales, solo las que se hacen con platas del gobierno regional; no tenemos trabajos de aseo como antes, tuvimos que bajar los contratos con las empresas externas que prestan servicios. Soy de la coalición y he sido bien crítico, porque considero que las lealtades con un gobierno determinado o pertenecer a las filas de un partido no significa taparse los ojos ni cubrirse los oídos”.

Esta situación queda en evidencia con el polémico cambio de eslogan de “Viña Ciudad Bella” a “#ViveViña”, un plan que fue rechazado por la mayoría de los concejales de la comuna por el gasto que implicó la campaña, cuyo costo aún no se ha revelado. Incluso, fuentes consultadas por el medio apuntan que el cambio obedece a que “ciudad bella” parecía una ironía por el complicado momento que pasa la ciudad jardín.

Nueva acusación

Durante la próxima semana los concejales Víctor Andaur (PC), Laura Giannici (DC) y Sandro Puebla (Ind. pro PS) presentarán una nueva acusación contra la jefa comunal por “notable abandono de deberes” ante el Tribunal Electoral Regional.

Ellos reconocen que este trámite fue postergado para no empañar el festival, “que no le pertenece a esta administración sino que a todos”. Y si bien, la propia Reginato acusa que hay una politización en esta medida, el diputado RN Andrés Celis desmiente esto.

“Conozco a la concejal Giannici y soy testigo de la cercanía cívica que ha tenido con la alcaldesa. Es una persona seria. Conozco al concejal Andaur, también es una persona seria, y pudiendo no compartir sus ideas, me parece que están en el legítimo derecho de presentar una acusación y de ninguna manera creo que busquen un móvil político”, declaró a The Clinic.

Entre las críticas a la gestión de Reginato también se apunta al equipo asesor que, hasta el momento, prácticamente no ha sufrido cambios.

“No creo que sea la alcaldesa, estoy seguro de que no es así, sino que es un problema netamente del equipo asesor, que no pudo preveer estas circunstancias y se dejó llevar por el populismo”, señala al respecto el concejal Williams.

Quien ha despertado más sospechas es la jefa de gabinete de la edil, María Angélica Maldonado, quien -según datos de Transparencia de febrero de 2019- recibe un sueldo levemente inferior al de la alcaldesa: $6.026.505 brutos, lo que la convierte en la jefa de gabinete mejor pagada de Chile.

“Hay un grupo que ha ido tomando características de círculo de hierro en la municipalidad, que incluso incorporan un tinte religioso y Maldonado, al ser a honorarios, no tiene responsabilidades administrativas. La alcaldesa, de alguna manera, está casada o capturada con este grupo asesor“, afirmó la concejala Laura Giannici (DC).

La jefa comunal, por medio de su asesor de prensa, declinó referirse a dar su versión al ser consultada por The Clinic.


Comente en Facebook