La guerra de la PDI al microtráfico: “La estrategia es desfinanciarlos, atacar su patrimonio”. Recuperando los espacios, como la casa que el narco se tomó o se la arrendó a alguien y la adaptó para la venta de drogas.


El oficial confía en la modalidad que se ha utilizado para enfrentar el microtráfico. “Lo último es la parte criminal”. dice.

En 2015 se dio inicio a un plan inédito en Chile. Desde la PDI se creaba una unidad dedicada 100% al microtráfico de drogas. Hoy hay 400 detectives repartidos por Chile en 100 equipos que combaten este delito. El subprefecto Mauro Mercado, coordinador nacional del programa, asegura que este grupo fue preparado para cambiar el paradigma en la lucha contra el narcotráfico. Un modelo que, sostiene, los ha llevado a capacitar hombres en México y Argentina.

¿Cuál es la estrategia actual para combatir el microtráfico?

La estrategia es desfinanciarlos, atacar el patrimonio. Además, recuperar los espacios ya no solo públicos, sino también los privados. Como la casa que el narco se tomó o se la arrendó a alguien y la adaptó para la venta de drogas. Estamos convencidos de que esos espacios privados deben ser recuperados y en ellos trabajamos con el Ministerio de Vivienda y la Subsecretaría de Prevención del Delito. O se lo devolvemos al dueño, lo derrumbamos o se lo quitamos y le damos un fin social.

¿Y el sello de este equipo?

Una faceta es la parte operativa, pero otra es la parte social. Creemos que el contacto del detective en la población cuando uno está operando, cuando allanamos, no tiene que ser fuerte para todos. Solo para aquel que vamos a intervenir. Porque eso nos trae reconocimiento, respeto. Antes entrábamos a una población y nos agarraban a piedrazos. Que no nos vean violentos, que vean que estamos haciendo nuestro trabajo.

¿Esa intervención da resultados?

Esa operación secundaria nos trae muchos dividendos. Creo que ese es el camino correcto. Si metemos más helicópteros, más fuerza operativa, vamos a tener más violencia. El proceso parte por una buena descripción del territorio, con un buen diagnóstico. Además de la arista social, educacional y socioeconómica. Lo último es la parte criminal.

Hay temor de que Chile llegue al escenario de países como México.

Si hoy no salimos a cortar la mal llamada “narcocultura”, podemos tener un mal endémico. Se están dando todas las condiciones para que, como PDI, hagamos un buen trabajo. Es superpotente la evaluación que tenemos desde las autoridades y los recursos que se han invertido contra el narcotráfico.


Comente en Facebook