La historia de la carabinera de 50 años, que pidió su baja para irse a vivir a Colombia con quien se enamoró, un joven colombiano de 28 años. Hoy se encuentra desaparecida.


Publicado: viernes, 19 de Abril de 2019 | 18:24hrs | Editor Digital: Susana R.B.

De esta forma lo informa la radio local caracol de Colombia, dónde es conmoción pública la desaparición de una excarabinera quién pidió su baja en la institución de Chile para irse a vivir a Colombia de quien se enamoró, un joven de 28 años de dicho país.

La hoy excarabinera estaba viviendo en Bucaramanga con un santandereano desde el 5 de marzo y está perdida desde el 29 del mismo mes.

La mujer de 52 años identificada como Ilse Amore Ojeda González, se retiro de la policía de Carabineros para mantener una relación sentimental con un colombiano de 28 años, a quien conoció cuando laboraba en el casino de suboficiales de la policía Chilena.

Según, Alejandra Margarita Ojeda, su hermana se conoció con Juan Guillermo Valderrama Amesquita, un santandereano cuando laboraba en Santiago de Chile, allí mientras ella era suboficial de la policía de Carabineros mantuvieron una relación sentimental.

Él le propuso que se fuera a vivir a Colombia a lo que la mujer aceptó y solicitó su retiro de la institución armada y por su puesto su pensión en la policía.

Una vez ella recibió el dinero más de 20 millones de pesos se fueron a vivir a Bucaramanga y desde el 30 de marzo la familia perdió toda comunicación y se desconoce su paradero.

El hombre quien al parecer también perteneció a la policía de Colombia, señaló que ella tomó sus pertenencias y abandonó el lugar donde convivían y desde ese momento no se conoce su paradero.

El general Manuel Antonio Vásquez, comandante de la policía Metropolitana de Bucaramanga, advirtió que se inició la búsqueda de la ex carabinera y hasta el momento no ha sido hallada.

El colombiano recalcó que había puesto una denuncia por presunta desgracia y les envió un supuesto afiche con que era buscada.

Pero según recoge Radio Biobío,  Alejandra explicó que nunca se realizó la supuesta denuncia y que el gran miedo de la familia es que el pololo de su hermana “la hizo desaparecer”.

Mientras tanto la familia teme por su vida.


Comente en Facebook