Las maniobras de Tío Sam: Claves para entender por qué EE. UU. Le declara la guerra a Huawei del gigante asiático, y pretende que todo el mundo esté en su contra.


¿Qué hay detrás del conflicto con China por Huawei y Estados Unidos?

La disputa entre la gigante china de telecomunicaciones y el gobierno de Estados Unidos va más allá de la guerra comercial entre las potencias. La reciente captura de la hija del fundador de Huawei pone en evidencia las tensiones políticas que podrían estar detrás de los hechos.

El pasado 1° de diciembre fue detenida en Canadá la directora financiera del gigante de telecomunicaciones Huawei a petición de Estados Unidos. Meng Wanzhou, además de ser la líder de la compañía es también la hija del fundador de esta.

Según Estados Unidos, Wanzhou violó las sanciones estadounidenses impuestas a Irán al exportar desde 2016 productos de origen norteamericano hacia ese y otros países objeto de sanciones norteamericanas, violando así las leyes de Estados Unidos (quien ahora pide su extradición).

Por su parte, Huawei dijo este jueves que desconoce cualquier presunto “delito” cometido por su directora financiera.

“La compañía recibió muy poca información sobre las acusaciones y no tiene conocimiento de ningún delito por parte de Meng Wanzhou”, dijo Huawei en un comunicado, en el que señaló que la compañía cumple todas las leyes aplicables en los países en los que opera.

El viernes la dirigente compareció ante un juez canadiense que debería pronunciarse sobre su eventual liberación condicional. Esa audiencia será reanudada este lunes y Meng dio cuenta el domingo que desde hace años sufre de hipertensión grave e indica que tras su arresto debió ser internada varias veces

“Sigo sin sentirme bien y temo que mi salud se deteriore durante mi encarcelamiento” afirma Meng en la declaración bajo juramente de 55 páginas, en la que justifica su demanda de ser puesta en libertad.

La detención podría afectar la reciente tregua comercial entre China y Estados Unidos

Frente a esto, Washington rechazó la idea de que el arresto pueda contaminar las negociaciones comerciales con Pekín, pese a que este domingo el gobierno chino convocó al embajador estadounidense, lo que aumentó la tensión entre ambas potencias.

El representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, el principal negociador de ese país, también se mostró rotundo al señalar que no planea extender la tregua de 90 días en la guerra comercial concedida la semana pasada por el presidente estadounidense, Donald Trump, al cierre de una reunión en Argentina con su homólogo chino, Xi Jinping.Publicidad

Amenazas a la seguridad

Además de la situación con la hija del fundador de la compañía, varios miembros del Congreso en Washington consideran que Huawei es “una amenaza para la seguridad de Estados Unidos” e invocan las relaciones del grupo “con el Partido comunista chino, y con los servicios de seguridad y de inteligencia chinos”.

De igual forma, Japón afirmó que prohibirá el uso gubernamental de dispositivos de telecomunicaciones fabricados por los gigantes chinos Huawei y ZTE debido a las preocupaciones sobre ciberseguridad. La decisión podría aplicarse a partir del lunes, según el diario Yomiuri Shimbun y la agencia de noticias Jiji Press.

Esta prohibición llegaría después de que Estados Unidos solicitara a sus aliados que eviten los productos fabricados por esas dos compañías debido a los temores de que sirven para llevar a cabo ciberataques, indica Yomiuri Shimbun, citando fuentes gubernamentales no identificadas.

Los productos japoneses que usen partes fabricadas por algunas de estas dos empresas chinas también quedarán excluidos del uso gubernamental.

Por otro lado, el vicepresidente de la Comisión Europea, Andrus Ansip, había expresado su preocupación ante la posibilidad de que Huawei se vea obligada a divulgar datos sensibles de sus clientes europeos, ante la relación que mantiene la empresa de apertura tecnológica respecto a Pekín.

“¿Hay que preocuparse por Huawei u otras empresas chinas? Sí, creo que hay que preocuparse” había afirmado el viernes Ansip. Esas empresas se ven obligadas a “cooperar con los servicios de inteligencia” chinos, añadió, y “no es buen signo cuando las empresas deben abrir sus sistemas (operativos) a servicios secretos”.

Crecimiento imparable

Lo cierto es que Huawei superó en el segundo trimestre de este año a Apple, para convertirse en el segundo fabricante de teléfonos inteligentes del mundo y tiene a Samsung, líder del mercado, en la mira.

El excepcional desarrollo del gigante chino genera recelo, y algunos países occidentales y asiáticos rehúsan que instale en sus redes la tecnología 5G, que tiene carácter estratégico.

Los asequibles teléfonos inteligentes de Huawei han logrado una fuerte fuerte incursión en el mundo desarrollado, pero la empresa se ha enfrentado a varios reveses en grandes economías occidentales debido a las preocupaciones sobre la seguridad.

nullEstas son las cinco razones que explican la gran importancia que esta tecnología va a ir adquiriendo a nivel mundial, la posición líder del gigante chino Huawei y el recelo de Estados Unidos a quedarse fuera del juego. Estas nuevas redes prometen conectarlo todo a internet y cumplir el sueño del IoT

Hubo un tiempo en el que las superpotencias del mundo estaban obsesionadas con la tecnología de armas nucleares. Hoy en día, estas superpotencias son EE. UU. y China, y la tecnología de su deseo es un sistema inalámbrico que promete conectarlo todo a internet, incluso a nuestras tostadoras. Hablamos, por supuesto, de la conexión 5G

Ambos países están envueltos en una guerra política sobre la compañía china de telecomunicaciones Huawei. Los estadounidenses son cada vez más críticos con la compañía. Entre sus alegaciones afirman que el gigante de la tecnología ha robado secretos comerciales y cometido fraude, y que tiene vínculos con el Gobierno chino y su ejército.

La empresa niega los cargos y ha procurado defender su historial de privacidad y seguridad. Mientras tanto, los aliados de EE. UU., incluidos Gran Bretaña, Nueva Zelanda, Australia, Canadá, Alemania y Japón, han impuesto restricciones a los equipos de Huawei o lo están considerando, alegando preocupaciones de seguridad nacional. Detrás de los titulares, la disputa también trata sobre la tecnología 5G y sobre quién la controla (ver Cinco argumentos que pueden convertir a China en líder del 5G).

Mientras la guerra por la tecnología sigue avanzando, le ofrecemos las cinco claves que debe saber sobre el 5G y su papel en las tensiones internacionales.

1. ¿Qué es el 5G?

En vez de un protocolo o un dispositivo, la conexión 5G se refiere a una variedad de tecnologías de red destinadas a trabajar conjuntamente para conectarlo todo, desde los coches autónomos hasta los aparatos domésticos a través del aire. Se espera que proporcione un ancho de banda de hasta 20 gigabits por segundo, suficiente para descargar películas de alta definición al instante y usar la realidad virtual y aumentada. Y todo eso en cualquier smartphone.

Los primeros teléfonos 5G y la infraestructura están apareciendo este año, pero para lograr la transición al completo harán falta bastantes añosmás.

2. ¿Por qué es mejor?

Las redes 5G operan en dos rangos de frecuencia diferentes. En uno de ellos, explotarán las mismas frecuencias que utilizan las redes 4G y el wifi, pero con un esquema de codificación más eficiente y canales de mayor tamaño para lograr un aumento de velocidad de entre el 25 % y el 50 %. En el segundo rango, las redes 5G utilizarán frecuencias milimétricas mucho más altas y capaces de transmitir datos a velocidades mayores, aunque en rangos más cortos. 

Como las ondas milimétricas disminuyen en las distancias cortas, el 5G requerirá más transmisores. Muchos de ellos, en puntos separados únicamente por unas pocas docenas de metros. Los dispositivos de internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés) se incorporarán sin problemas entre estos transmisores igual que el hardware más antiguo.

Para aumentar el ancho de banda, las células 5G también utilizan una tecnología conocida como MIMO masivo (múltiple entrada, múltiple salida). Esto permite que centenares de antenas funcionen en paralelo, aumentando así las velocidades y ayudando a disminuir la latencia a un milisegundo (frente a los 30 milisegundos del 4G), permitiendo que se conecten más dispositivos.

Finalmente, una tecnología llamada dúplex completo (full duplex) aumentará aún más la capacidad de datos al permitir que los transmisores y los dispositivos los envíen y los reciban en la misma frecuencia. Esto se consigue mediante unos circuitos especializados capaces de garantizar que las señales entrantes y salientes no interfieran entre sí.

3. ¿Qué riesgos de seguridad tiene el 5G?

Uno de los mayores problemas de seguridad de 5G reside simplemente en el enorme uso que se le dará.

La tecnología 5G reemplazará las conexiones por cable y abrirá la puerta para que muchos más dispositivos se conecten y actualicen a través de internet, incluidos los electrodomésticos y las máquinas industriales. Incluso los coches autónomos, los robots industriales y los dispositivos hospitalarios que dependen del perenne ancho de banda y sin retrasos del 5G podrán ejecutarse sin ningún problema.

Al igual que con cualquier tecnología nueva, las vulnerabilidades de seguridad no tardarán en aparecer. En Europa ya se han identificado puntos débiles en el método para intercambiar claves criptográficas en las redes 5G, por ejemplo. Con todos los dispositivos que se espera que se conecten a estas redes, el riesgo de robo de datos y sabotaje, lo que los expertos en ciberseguridad llaman la superficie de ataque, será mucho mayor.

Dado que el 5G debería ser compatible con las redes existentes de 4G, 3G y wifi, en algunos casos mediante redes malla que eliminan por completo el control central de una red, los problemas de seguridad existentes también se trasladarán a las nuevas redes. En las próximas semanas, se espera que  la Sede de Comunicaciones Gubernamentales de Reino Unido revele los problemas de seguridad de la tecnología de Huawei,donde tal vez los sistemas 4G se vean involucrados.

Con el 5G, una capa de software de control ayudará a garantizar una conectividad sin problemas, a crear redes virtuales y a ofrecer nuevas funciones de red. Un operador de red podría crear una red privada 5G para un banco, por ejemplo, y el banco podría usar las características de la red para verificar las identidades de sus usuarios.

Sin embargo, esta capa de software abrirá nuevas puertas para los operadores de red malintencionados entren y manipule los datos. También puede abrir nuevos vectores de ataque, mientras que los errores de hardware permitirán que los ciberdelincuentes  puedan saltar entre las redes virtuales, espiando o robando datos a medida que lo hacen.

4. ¿Se puede crear un 5G seguro?

Estas preocupaciones de seguridad pintan un sombrío panorama, pero hay soluciones técnicas para todos ellos.

Usar la criptografía con cuidado puede ayudar a proteger las comunicaciones igual que protege los datos a medida que fluyen a través de diferentes sistemas y redes virtuales. Incluso puede protegerlas de las compañías que poseen y ejecutan el hardware. Tales esquemas de codificación pueden ayudar a protegerse contra los bloqueos, el espionaje y el hackeo.

Dos documentos de investigación ofrecen una visión general bastante buena de los riesgos y potenciales soluciones. Ver: Seguridad 5G: Análisis de amenazas y soluciones (pdf en inglés) y Seguridad para redes inalámbricas móviles 5G (pdf en inglés)“Si se lanza correctamente, en realidad la red será más robusta”, opina la directora del Grupo de Codificación de Redes y Comunicaciones Seguras del MIT (EE. UU.), Muriel Médard.

5. ¿Por qué el 5G de Hauwei está causando tanto revuelo?

Como el mayor proveedor de equipos de redes y el segundo mayor fabricante de teléfonos inteligentes del mundo, Huawei tiene una posición privilegiada para quedarse con la mayor parte del mercado 5G el cual, según algunas estimaciones, dentro de cinco años podría valer cerca de 110.000 millones de euros.

Detener la expansión de la compañía en los mercados occidentales podría tener el conveniente efecto secundario de permitir que sus competidores se pongan al día. Pero también existen preocupaciones legítimas de seguridad en torno a su 5G y razones para pensar el hecho de que una sola empresa lo domine podría generar problemas.

El Gobierno de Estados Unidos parece haber decidido que simplemente es demasiado arriesgado que una empresa china controle una parte tan grande de la infraestructura 5G.

Poner el foco sobre Huawei tiene sentido dada la importancia del 5G, la nueva complejidad y los desafíos de seguridad, y el hecho de que la empresa china está preparada para ser un jugador tan grande. Y dada la forma en la que las compañías chinas responden ante el Gobierno, las aparentes conexiones de Huawei con el ejército chino y sus operaciones cibernéticas, y los vínculos más estrechos entre la industria privada y el Estado, la preocupación tiene sentido.

Pero la actual lucha de EE. UU. contra Huawei también muestra lo importante que es la nueva tecnología para el futuro de la competencia global, del poder económico e incluso de la seguridad internacional.


Comente en Facebook