¿Para quien trabaja carabineros entonces?: Jueza aclara que no autorizó en “velorio Narco”, los cortes de tránsito y el despliegue policial para la carroza fúnebre en la cárcel de Chillán


Mediante un comunicado de prensa enviado a LA DISCUSIÓN, la magistrado Claudia Madsen, jueza del Juzgado de Garantía de Chillán, a quien se le atribuyó la autorización para que se realizara un velorio dentro de la cárcel de Chillán, a solicitud de una imputada santiaguina cuyo hijo murió asesinado, dijo que ella no autorizó el cortejo desde la capital nacional hasta Ñuble.

Es más, sin saber que se trataba de un féretro que venía desde Santiago, solo se autorizó a que la mujer y su pareja (también privado de libertad) pudieran despedirlo.

La jueza aclara que, a través de una solicitud de un abogado le solicitaron, argumentando razones humanitarias, que la mujer (imputada por tráfico de drogas en 2018) necesitaba despedir a su hijo. “Su defensor penal privado presentó ante Gendarmería un requerimiento para despedirse de su hijo fallecido en el frontis de la cárcel junto a su pareja imputado por el mismo hecho. Esta solicitud fue visada por el consejo técnico de Gendarmería que dio respuesta favorable enviando el escrito al tribunal, que a su vez y con los antecedentes expuestos acogió la solicitud amparado”.

Este tipo de beneficios, según se expone en el comunicado enviado, se otorgan “con el objeto que éstos visiten a sus parientes próximos o a las personas íntimamente ligadas con ellos, en caso de enfermedad, accidente grave o muerte de ellos, por un período no superior a diez horas, para lo cual tendrán en cuenta los antecedentes respecto a la conducta y confiabilidad del interno y las medidas de seguridad que se requieran”.

Por lo tanto, los cortes de tránsito y el despliegue policial, así como la escolta hecha por la SIAT a la carroza fúnebre no fueron visados por el Juzgado de Garantía.

Tampoco fue el tribunal quien dispuso de la presencia de unidades especiales de Carabineros, fuera de la cárcel.


Comente en Facebook